Hace algunas semanas publiqué un post sobre alternativas sostenibles al film plástico y papel de aluminio. Una de esas alternativas eran los wraps, una muselina de algodón orgánico encerada para envolver y conservar alimentos.  Y también os conté lo que me enamoraron los wraps de Wrapped in Nature, su filosofía y su historia. Hoy hablamos con Lone, la mujer que está detrás de este bonito proyecto.

Lone es danesa, casada con Javier, madre de dos hijos y afincada al norte de Madrid desde hace 15 años. Nació en una finca situada en una isla de Dinamarca y creció en una granja en medio de la naturaleza, donde cultivaban gran parte de lo que comían. Su familia es una mezcla de muchas nacionalidades empezando por su abuela que era Noruega. La influencia internacional desde su infancia la ha hecho viajar mucho durante su juventud con estancia en varios países.

Es una mamá emprendedora, encantadora y amante de las buenas costumbres tradicionales. Con un alma viajera y artística. Es de esas personas que ‘enganchan’ enseguida cuando comienzas a hablar con ella. Además ¡es una experta en zero waste! y nos dará muchas ideas para llevar una vida más sostenible, contándonos cómo lo hace ella.

Los wraps de Wrapped in Nature están hechos con algodón orgánico y tintes ecológicos. Ambos con certificado GOTS. Fabricados en Europa, entre España y Dinamarca. Esta muselina está encerada con resina de pino, aceite de almendras y cera de abeja. Estos ingredientes hacen que la tela se vuelva moldeable y con el calor de las manos adopte la forma que desees. De esta forma se adhiere a cualquier recipiente o superficie. Conserva los alimentos manteniendo tanto su frescura, como sus propiedades, dando mayor durabilidad a los alimentos. Es un perfecto sustituto del film plástico y papel de aluminio, que además de ser desechables y contaminar el medio ambiente, también contamina nuestra comida.

***

Y: Lone, ¿qué fue lo que te impulsó a dedicarte a hacer wraps?

L: He crecido en un ambiente donde las manualidades y el DIY (hazlo tu mismo) han estado muy presentes en nuestras vidas. Padres, abuelos, tíos, primos etc. son una buena mezcla de emprendedores y artistas.

Desde siempre me encantó hacer todo tipo de manualidades y DIY. Soy diseñadora autodidacta de textil y de lana y me emociona experimentar en la cocina. Las telas y la lana siempre han sido parte de mí.

Hace años empezamos a pensar más en el “zerowaste” (reducción de residuos), y fue en ese proceso que me crucé con unos foodwraps de Australia. Hablando con la emprendedora de aquellos foodwraps, nos dimos cuenta que transportar esos foodwraps desde Australia hasta Europa tendría un gran impacto en el medio ambiente dejando demasiada huella de carbono en el transporte, por lo que me puse a investigar y desarrollar un foodwrap Europeo, es decir, con ingredientes europeos y hechos en Europa.

Y: La sostenibilidad es un punto importante dentro de tu marca. ¿Dónde encuentras los materiales e ingredientes necesarios para fabricar los wraps?

L: El mismo tipo de foodwraps se pueden encontrar en otros continentes (por ejemplo Australia, Nueva Zelanda, EEUU, Canada etc.), pero siendo un producto sostenible, también hay que tener en cuenta la huella de carbono, por eso los foodwraps que hacemos están hechos de ingredientes europeos y sólo los vendemos en Europa. Las tierras de España, nos dan resina natural de pinos autóctonos del sistema central y también aceite de almendras. Además, a nivel local, encontramos una cera de abeja excelente. Las telas orgánicas con certificado GOTS, las conseguimos principalmente en Dinamarca donde el mercado está algo más desarrollado y donde hay buena oferta del tipo de tela que estamos usando de momento.

Igualmente, seguimos explorando y contactando con otros productores y proveedores, ya que dentro de la producción sostenible de productos locales, la fabricación es limitada, por lo que puede ser necesario trabajar con distintos proveedores para asegurar un suministro adecuado y variado. Nos gusta acercarnos a la realidad de la producción sostenible.

Y: ¿Te ha sido difícil dar con la fórmula perfecta para crearlos con ingredientes cultivados en Europa?

L: Los foodwraps de otros continentes contienen otro tipo de aceite, generalmente aceite de jojoba. Pero el aceite de jojoba proviene de una planta que no crece en Europa. Hemos estado haciendo muchas pruebas durante más de un año con diferentes aceites, de igual modo que hemos probado distintos tipos de resinas y demás, para llegar a una fórmula que haga que el foodwrap sea moldeable, suficientemente aislante y que se pueda pegar entre sí, al mismo tiempo que ofrezca una textura atractiva y ayude a mantener las propiedades organolépticas de los alimentos de una forma más natural.

Y: Para hacer los wraps, sigues una filosofía zero waste, pero aplicarlo al trabajo puede resultar incluso más difícil que en casa. Cuéntanos cómo lo haces.

L: Bueno, tanto en el trabajo como en casa se puede hacer siempre un poco más. Mi manera de verlo es que la suma de muchos ‘pocos’ al final puede hacer que se consiga mucho. Al tratarse de un modo de pensar, siempre surgen nuevas ideas y es muy satisfactorio ver que siempre se puede mejorar un poco cada día.

A nivel de trabajo, reconozco que a veces es frustrante vivir según qué situaciones que te hacen pensar. Por ejemplo, recuerdo que llevé a cabo un pedido de unos materiales que solicité, y a pesar  de ser el producto en sí orgánico y sostenible, me impactó ver la cantidad de materiales de embalaje que venía acompañando al producto. Me pregunté cosas como: “¿es esto necesario? ¿y dónde y cómo puedo reciclar todo este plástico?”.  En otras palabras, al final no son tan diferentes los retos que te encuentras al llevar un negocio con los que te encuentras en la vida cotidiana.

Para responder a tu pregunta, te pondré un ejemplo de la solución de embalaje que hemos diseñado para nuestros envíos: las propias instrucciones de manejo del producto las hemos diseñado sobre el mismo sobre de papel reciclado que envuelve y en el que se envían nuestros wraps. Los bordes los rematamos con restos de la tela que usamos en los mismos wraps, de forma que cuando los clientes reciben su wrap no tienen que tirar ningún embalaje sino que el mismo sobre les sirve para guardarlo y además, como instrucciones. Es curioso, pero muchos clientes nos han dicho que les gustan muchísimo esos sobres. En resumen, que se consigue mucho con soluciones simples.

Y: ¿Sigues esta filosofía también en casa?

L: Sí. Intentamos todo lo posible para llevar una vida cada vez más ‘zero waste’.

En el jardín: Somos afortunados de poder vivir rodeados de naturaleza. Tenemos jardín, donde también están nuestras gallinas que nos dan los huevos necesarios del día, ¡y a quienes les encantan los restos de comida! Desde hace años hemos hecho nuestro propio sistema de compost donde tiramos todos los restos orgánicos compostable que creamos.

En primavera y otoño cuando hay que cortar ramas, césped etc. los cortamos en trozos pequeños y los metemos en bolsas de papel usados, dejándolos secar durante unos meses. Estos los usamos como combustible para encender la chimenea, en vez de usar pastillas artificiales. La verdad es que no me gusta nada ver restos de ramas y hojas de jardín ¡puestos en bolsas de plástico!, acumulándose alrededor de los contenedores de basura, sabiendo que esos mismos restos son materia orgánica que puede calentar nuestras casas y abonar nuestros jardines y huertos.

En la cocina: Uso trapos de algodón orgánico, los cuáles he hecho yo misma a mano haciendo punto. Funcionan genial y evitamos los típicos trapos amarillos que realmente están hechos de micro-plástico. Ahora estoy haciendo pruebas, tejiendo trapos de algodón junto con esparto para usarlos como estropajo.

Hago yogures en casa para evitar todos los botes de plástico de yogurt, y prefiero hacer bizcochos, galletas etc. caseras para la merienda de los niños. De esta manera puedo saber lo que comemos. También hago el pan en un molde de madera de haya. Todo eso también para evitar el plástico.

Ahora mismo estoy reciclando camisas y camisetas para hacer pañuelos y así evitar los pañuelos de papel.  Y también servilletas de tela, para no utilizar papel de cocina.

En casa nos gustan las burbujas en la bebida. Tenemos un sifón que nos permite introducir el gas carbonatado en la rica agua que sale del grifo aquí en la zona noroeste de Madrid, es decir, producimos de forma instantánea nuestra agua con gas en casa. Hacemos también kéfir de agua, por lo tanto nunca compramos bebidas en botellas.

Frutas y verduras intento comprar al peso, sin plástico. Otras cosas como frutos secos, harinas etc. compro a granel, en la medida posible.

El café lo hacemos en máquina de café de filtro, realmente un Chemex de “pour-over-coffee” y para ello, he hecho filtros de café de algodón orgánico, el cuál se puede reusar hasta que se gasten. Ya llevamos usando los mismos filtros más de un año.

Para llevar: Tenemos nuestras cantimploras de acero inoxidable que ya nos han durado más de 9 años. Llevo pajitas de metal para los niños y una taza de bamboo en mi bolso por si me doy el capricho de comprar un café para llevar. Los foodwraps son ideales para llevar comida, snacks etc. Y además de eso, usamos botes de metal.

En el baño: Uso aceites tanto para limpiar la piel, como para hidratarla. Por ejemplo el aceite de coco es bueno para limpiar la piel, por lo que compro un frasco de cristal grande y lo utilizo tanto para cocinar como para la piel. El champú lo compro sólido para evitar los botes de plástico.

Podría comentarte más cosas que hacemos a nivel de limpieza de  la casa o de la ropa, incluso a nivel de cosméticos…

Y: Los wraps duran un mínimo de 6 meses hasta 1 año o más, dependiendo del uso que se le dé. Realmente no es una vida muy larga, sin embargo, tu misma animas a seguir aprovechando la tela ¿Nos puedes dar ideas para darle una segunda vida al wrap una vez la cera haya desaparecido?

L: En primer lugar, comentar que con un buen cuidado pueden durar más. De hecho, más que un tema temporal es un tema de uso. Por eso indicamos de 6 meses a 1 año.

Cuando ya no funcionan del todo como wraps, se puede usar como pañuelos, trapos de cocina, para arreglar agujeros de la ropa de los niños… Y cuando ya están gastados, se puede poner en el compost ya que ¡son totalmente compostables!

Y: Los wraps no son aptos para veganos ya que uno de los ingredientes principales es la cera de abeja. Sé que hay mucha gente interesada en un wrap hecho con cera vegetal, ¿lo has intentado hacer alguna vez sustituyendo este ingrediente?

L: Es una cosa que si que hemos pensado, pero de momento no hemos finalizado el desarrollo de la fórmula con cera vegetal. No descartamos poderlo ofrecer en un futuro, pero de momento la cera de abeja, no es sólo uno de los ingredientes principales, sino también uno de los principales atractivos del producto.

Y: A veces nos puede costar imaginar lo útil que puede ser un wrap ¿qué usos le das tú?

L: La verdad es que yo los uso para todo, excepto para carne y pescado crudo. Los usos que le doy los voy publicando siempre en la web, Instagram y Facebook. Por ejemplo, para tapar boles con restos, para tapar una masa creciendo, para el pan, como bolsas para llevar nueces, verduras etc., para envolver verduras cortadas, para conservar el queso, para envolver bocadillos, sándwichs…

¡También los uso para congelar! Todos mis panes, bizcochos etc… Todo lo que no es líquido, lo congelo con mis wraps. Este uso todavía no lo menciono en la web, porque quiero seguir congelando con ellos durante más tiempo y poder asegurarme de que no acorten su tiempo de vida, o se vean afectadas sus propiedades.

Más cosas… para tapar mis yogures hechos en casa, para tapar mis botes de cristal con especias, para tapar una botella de vino después de ser descorchada, hacer conos para palomitas …. ¡para llevar al cine!

También me encanta hablar con los usuarios de mis wraps ¡quienes me dan muchas más ideas de cómo usarlos!

Y: Lone ¡Estás de estreno! y es que acabas de lanzar un nuevo producto. Háblanos de él.

L: Estoy acabando los últimos detalles en el diseño de un babero para niños ¡hecho del mismo material que los foodwraps! Será un babero que podrá adaptarse al tamaño del niño, y será una buena opción como babero de viaje, ya que sólo se necesita lavar con agua fría o pasar un trapo, por lo que será fácil lavarlo en cualquier sitio, volverlo a doblar y llevarlo en el bolso que ocupa muy poco. La idea es que, será un kit de un babero y un wrap pequeño. Además irá en una bolsa de tela para guardarlo y transportarlo con facilidad.

Aparte de eso, estoy también trabajando en otras ideas para usar en la cocina, como por ejemplo, el filtro de café de algodón orgánico, que servirá para todo tipo de maquinas de café y que es reutilizable.

Y: ¿Hay algo más que quieras contarnos y no te haya preguntado?

L: Solo comentar que en el blog de Wrapped in Nature voy poniendo recetas de comida, principalmente sin azúcar refinado ni gluten. Y además de eso, también pondré ideas y/o recetas de otro tipo, zerowaste. Animo a los lectores que me manden comentarios y sugerencias.

¡Muchas gracias Lone por pasarte por Ecoblog Nonoa! y contarnos más de ti y de tu proyecto. También por tantas ideas para llevar una vida más sostenible.

Una de las cosas que me dijo mientras hablábamos era: “Si quieres llevar una vida más sostenible, sólo tienes que mirar atrás y ver cómo lo hacían las antiguas generaciones” y tiene razón, así de fácil es.

***

Y mi última reflexión…

Detrás de cada proyecto enfocado a la sostenibilidad hay grandes personas e historias, que por lo general, se encuentran con dificultades e impedimentos impuestos por un sistema enfocado al consumismo y explotación de recursos. El deseo de contribuir a crear un mundo mejor, se ha convertido, hoy en día, en una “cualidad” pero debería ser parte esencial de nuestra naturaleza como seres humanos. Aun así, cada vez encuentro más personas que dan protagonismo a su verdadera naturaleza. No se lo ponen fácil, pero son luchadoras y no se rinden. En este blog siempre habrá espacio para ellas.


Pero la cosa no se acaba aquí ¡Hay Promoción!

Si necesitas wraps ¡estás de suerte! porque Wrapped in Nature regala a los lectores de Ecoblog Nonoa, 1 wrap tamaño ‘S’ (Small 20cm x 20cm) por cada pack que compres. Sólo tienes que introducir el código ecoblognonoa en comentarios (de su tienda on line) antes de finalizar la compra.

** Promoción válida del 10/04/2017 al 9/05/2017 (sólo para Europa)

Además de esta promoción, dentro de sus packs también regala un wrap XS (10cm x 10cm) y ¡envíos gratis para toda Europa! ¿Qué más se puede pedir? 😀

Podéis seguir a Wrapped in Nature en su Web, tienda on line y blog. Y también en Instagram y Facebook donde comparte muchas ideas y vídeos para usar sus wraps. (Su web está en inglés pero es muy intuitiva y fácil de seguir los pasos de compra aunque no sepas inglés 😉 ).


Y hablando de abejas… esas que tienen un papel tan crucial en la biodiversidad terrestre y que influyen directamente en nuestro futuro… pues Nonoa y yo confesamos ¡que nos dan pánico! No nos malinterpretéis, es decir, nos encanta su labor pero… ya sabes… cada una en su lugar (sin malos rollos).