Hace nada estábamos disfrutando del verano y en un abrir y cerrar de ojos ya estamos en fiestas navideñas y como bien sabemos, esta época viene muuuuy cargada de regalos basura, excesos y consumismo sin límites.

Este mes es, sin duda, el más temido por el planeta (y por nuestra cartera), ya que es la temporada del año donde tiramos más comida que la que comemos, donde gastamos más de lo que tenemos, donde compramos más de lo que necesitamos y donde regalamos más de lo que deberíamos. Esta claro que todavía nos queda un largo camino para concienciar a las masas, pero también para que nuestro entorno acepte y entienda nuestro estilo de vida porque es una realidad que, a pesar de que muchas personas quieren cambiar sus hábitos, su entorno no se lo pone nada fácil, sobretodo en estos días.

A nosotros nos encantan estas fechas en las que podemos pasar más tiempo con la familia y con nuestros amigos, y esta es ya nuestra cuarta navidad consciente, sin compromisos de ningún tipo, sin regalos innecesarios, sin excesos, sin pisar centros comerciales… y no las cambiaríamos por nada del mundo. Así que este mes aprovecharé para publicar varios post que nos puedan dar algunas ideas para tener una navidad más sostenible dentro de nuestras posibilidades.

¡Y empezamos por la decoración! La idea principal es tirar de imaginación para poder aprovechar al máximo cosas que tenemos y que no les damos uso.

El árbol

Siempre recomiendo aprovechar todo lo que ya tenemos y no comprar cosas nuevas solo porque se ven más guays y naturales. Últimamente hablo mucho de este tema en las redes sociales y es que quizás se nos está yendo un poco de las manos esto del comprar cosas “eco friendly” llevándonos a un consumismo verde cada vez más creciente.

Si no tenemos árbol podemos comprar de segunda mano, aunque sea de plástico. De esta manera podremos alargar su vida útil y retrasar un poco más su llegada al vertedero. Y si no quieres gastar nada, siempre puedes hacerte tu propio árbol de navidad.

Nosotros tenemos nuestro pequeño arbolito de plástico que llevamos años reutilizando pero como me pidieron colaborar en la decoración de un árbol natural hice este árbol (experimental) con cosas que ya tenía o que he encontrado en la naturaleza.

¿Cómo se hace?

En una maceta, jarrón, caja de cartón u otro recipiente grande que tengamos, ponemos un poco de tierra y algunas piedras y empezamos a poner ramas de diferentes tamaños que podemos encontrar en el bosque y que se han caído de los árboles. Si es necesario, se pueden atar entre ellas para que queden más sujetas. Una vez puestas, ponemos más tierra y más piedras para que queden firmes y no se caigan. También podemos envolver la maceta con telas que no utilicemos.

* Recuerda cuando se acabe la época, si no quieres guardar las ramas, devolverlas a la naturaleza.

Adornos

Bolas de tela

Las bolas de plástico se rompen con muchísima facilidad, de hecho, a nosotros, bola que toca el suelo, bola que se nos rompe, por eso las bolas de tela me parecen una gran opción y además son preciosas.

Para hacer estas bolas he aprovechado retales de tela que tenía de los bajos de las cortinas y tela también que compré hace unos 15 años cuando me dio la vena de bordar y que ahí seguía sin usarse. También cintas y cuerdas que tenía, papel viejo y recortes sobrantes de tela.

¿Cómo reaprovechar las telas cuando ya no quieras las bolas?

Si dentro de unos años quieres cambiar las bolas, puedes reutilizar las telas para decorar las tapas de los tarros de vidrio cuando quieras regalar unas galletitas caseras, mermelada o lo que se te ocurra. También para envolver un pequeño regalo.

Bolas de alambre

¡Me encantan estas bolas! Me parecen súper originales y quedan muy bonitas.

En mi caso, tenía alambre en casa, porque me encanta hacer manualidades y tengo material de trabajo desde hace muchos años pero si no tienes y quieres hacerlas, lo venden en abacus. Se puede reutilizar durante muchos años y una vez acabe su vida útil se puede reciclar llevándolo al punto limpio ya que está hecho de aluminio (este alambre de abacus).

¿Cómo se hace?

Normalmente este tipo de bolas se hacen con globos que después los pinchan y ya está, pero además de ser un desperdicio, ya sabemos que los globos no se pueden reciclar y son peligrosos para los animales si acaban en la naturaleza por lo que haremos una bola con papeles viejos que tengamos en casa. Con el alambre haremos una especie de gancho para colgar la bola después y empezaremos a envolver la bola de papel haciendo trazos al azar. Después, sacaremos el papel por las ranuras. Verás que sale muy fácil y rápido.

Corazones de trapillo

¡Un poco de cartón y lo que tengas para envolverlo!

Estos corazones son muy fáciles y entretenidos de hacer y a los niños les encanta. Yo los he hecho con este trapillo que está hecho de algodón reciclado y otras fibras recicladas, también de abacus (no les estoy haciendo publi que conste, es que es donde he comprado de siempre 😂), pero si no tienes trapillo, lo puedes hacer con algo que tengas, lana, cuerda, hilo, tiras de tela, medias… algo que tengas y no uses.

¿Cómo se hace?

Haz una plantilla con un papel, dibuja un corazón, uno grande y otro dentro más pequeño y recórtalo. Ahora usa esa plantilla y bordéalo con un lápiz en algún cartón que tengas, de cajas de zapatos, de galletas, etc. Una vez recortado empezaremos a envolver el corazón con el material que hayamos escogido. Primero, en la mitad del corazón dejamos trapillo suficiente y lo doblamos para después poder colgarlo. Con el mismo trapillo envolvemos cubriendo también el extremo y seguimos envolviendo todo el corazón. Cuando lleguemos al final, lo atamos al trapillo que dejamos para colgarlo.

Etiquetas de buenos deseos

Me encantan los mensajes y los buenos deseos, por eso me pareció buena idea hacer etiquetas con palabras bonitas y colgarlas, y también que nuestro árbol fuera un árbol colaborativo en el que todas las personas que vengan a casa puedan dejar sus buenos deseos en el árbol.

¿Cómo se hace?

Usa alguna cartulina o cartón de color oscuro y recórtalas con la forma que más te guste. Si no tienes perforadora, puedes pasar un hilo con una aguja para colgar los mensajes. Y si no tienes ceras o lápices de colores metalizados, también se pueden usar lápices marcadores fluorescentes, lápices normales que tiene el mismo efecto que el gris metalizado o rotuladores.

Nosotros hemos usado estas palabras: Observa, siente, vive, respira, ríe, besa, persevera, valora, confía, respeta, muévete, avanza, escucha, sonríe, ama, abraza, agradece, juega, salta, emociónate… ¡Se aceptan más sugerencias!

Estrellas de alambre

Si tienes un trozo de madera, un poco de alambre y unos clavos, estas estrellas son muy fáciles de hacer, quedan genial y además, si tienes niñ@s en casa, les encantará porque es muy divertido de hacer.

Idea para la estrella superior del árbol

Si quieres poner una estrella de alambre en la cima de tu árbol y quieres hacerla un poco más llamativa, una vez hayas hecho la estrella siguiendo los pasos, puedes envolverla con más alambre haciendo cruces de un lado a otro y dejando alambre sobrante por abajo para engancharla al árbol.

* Recuerda no dejar alambre sobrante en la parte superior para hacer el gancho, ya que en este caso no se colgaría por arriba, si no se engancharía por abajo.

Figuritas con masa de sal

Estos adornos son más laboriosos pero la textura es como una plastilina por lo que puedes hacer todo lo que se te ocurra. ¡Son una pasada!

¿Cómo se hacen?

Receta:

1 vaso de agua

1 vaso de sal

1 vaso y medio de harina

Mezcla todos los ingredientes y listo.

Estira con un rodillo y haz diferentes formas o moldea la pasta como más te guste. Si quieres puedes pintarlas después o dejarlas tal cual si te gusta más.  Yo tengo temperas que compro en botes de vidrio pero también se pueden usar algunas especias como colorantes naturales. Si quieres colgarlos, en lugar de poner ganchos que terminan cayéndose (como los míos 😂), recomiendo hacer un agujero para pasar la cuerda mientras la masa esté fresca.

*La masa tarda un par de días en secarse pero yo para acelerar el proceso las pongo encima del radiador de agua caliente de casa. Así tarda solo un par de horas. Una vez seca la masa se queda muy rígida, como una figura.

Como podemos ver, con un poquito de imaginación y con la ayuda inestimable de pinterest, se pueden hacer muchísimas cosas sin necesidad de comprar, con materiales reciclados o con elementos naturales y sin tener que utilizar plástico.

Al principio os mostré como quedaban las ramas decoradas y así de bonitos quedan también los adornos hechos a mano en nuestro árbol artificial, si os fijáis también tiene piñas y estrellas que hicimos con cáscaras de naranja y cuerdas y que le dan muchísima luz al árbol. Y al pie del árbol, paquetitos envueltos como caramelos con retales de tela y papel en su interior.

Y si eres un poco Grinch de la navidad, olvida todo lo que has leído 😅

Leer Navidad Zero Waste (Parte II). Ideas de regalos sostenibles, diferentes y originales

Mi libro MEJOR SIN PLÁSTICO – Guía para llevar una vida sostenible

Reduce tu impacto ambiental y disfruta por el camino

Una guía muy completa para llevar una vida más sostenible, llena de ideas y alternativas para reducir el uso del plástico y de todos los desechables en  el día a día tanto dentro como fuera de casa, y sobre todo para tomar conciencia de la importancia de cambiar nuestros hábitos de consumo. Un cambio de dentro hacia fuera, y viceversa.

Estamos a tan solo 282 páginas para cambiar el rumbo ¿no es genial?

SABER MÁS
Si quieres que llegue a más personas, puedes compartir en: