Ya estoy aquí con el segundo post sobre navidades zero waste. En el anterior post, te enseñé varias ideas para hacer adornos navideños con materiales naturales y reciclados y en este post te daré ideas de regalos sostenibles para estas fechas.

La familia, los regalos y el compromiso

Uno de los temas que más me han preguntado durante todos estos años es cómo hacer entender a la familia y al entorno que no queremos recibir ni hacer regalos. A veces de ningún tipo y otras veces regalos por compromiso. Por eso, en mi libro Mejor sin Plástico dediqué todo un capítulo a ello porque es un tema complejo que depende de muchos factores. En él explico mi experiencia, todo lo que hice y lo que no, cómo me enfrenté a las situaciones, como gestioné los regalos de los niños, etc. Cada familia es un mundo y cada persona tiene un carácter particular, por lo que no todos tenemos la misma facilidad para afrontar según qué situaciones. Así que si es un tema que te preocupa, como en este post no puedo abarcarlo todo, porque ya de por sí es muuuuy largo, te animo a leer el libro, ya sea buscándolo en la biblioteca de tu ciudad o comprándolo.

Aún así me gustaría dar algunas claves que nos puedan resultar útiles.

Tal como conté en el post anterior, para nosotros esta es nuestra cuarta navidad consciente, sin compromisos de ningún tipo y la libertad que se llega a sentir es indescriptible.

Este es el momento del año donde más se consume. Se compra y cocina como si no hubiera mañana, hay que cumplir con más de un compromiso y hay que gastar muchísimo más de lo que se tiene, tanto en comida como en regalos, a veces incluso para gente que casi no conocemos. La pregunta es… ¿porqué lo hacemos? ¿Porqué nos cuesta tanto volver al verdadero sentido de estas fiestas, que es el de pasar más tiempo con nuestras familias y amistades y disfrutar del amor y la compañía, cuando en realidad es lo que todos deseamos? No conozco a nadie que quiera dejarse tres sueldos en estas fechas, ni quedar con quien no le apetece, ni hacer regalos por compromiso, ni tirar comida. Ni siquiera conozco a nadie que quiera cargarse el planeta a conciencia con su manera de consumir.

Cuando, hace años, nosotros dijimos a nuestra familia que no queríamos recibir ningún regalo y que tampoco haríamos regalos a nadie, nos dimos cuenta que no solo nos liberamos nosotros del compromiso, también liberamos a los demás de su compromiso para con nosotros. En nuestro caso, cuando dejamos de sentir la necesidad de recibir regalos, dejamos también de sentir la necesidad de hacerlos y fue ahí cuando los regalos por compromiso desaparecieron. Por eso creo que deberíamos, como primer paso, empezar haciendo nuestro propio trabajo interior en el que reflexionemos sobre nuestras propias necesidades. A partir de ahí, deberíamos de “liberarnos” del regalo por compromiso y regalar, si queremos hacerlo, solo a aquellas personas que deseemos verdaderamente regalar. Estamos muy condicionados por la opinión de los demás, especialmente por la de las personas que queremos, pero debemos aprender a vivir con las críticas, el que nos llamen tacaños, radicales o desconsiderados por no seguir la corriente consumista, porque lo que hacemos no es solo una cuestión de valores, es una cuestión de necesidad. Estamos en una época en la que necesitamos cambiar la dirección de nuestros pasos y dejar de seguir a las masas, aunque nos critiquen por ello.

Si no sabes cómo explicarlo o dar el paso para vivir estas fiestas sin que te quemen en la hoguera, te dejo algunas ideas:

1. Háblalo con tu familia y entorno más cercano al que sueles regalar o escríbeles una carta para explicar cómo ha cambiado tu vida, tus prioridades y tus valores y porqué te gustaría vivir estas fiestas compartiendo experiencias y buenos momentos, dejando los regalos materiales en un segundo plano. Te dejo esta idea de carta por si quieres usarla como base para escribir la tuya propia o usar esta directamente.

2. Si no te atreves y tenéis costumbre de hacer regalos a toda la familia, propón jugar al amigo invisible, de esta manera todos pueden obtener un regalo y liberarse, tanto tú como ellos, de comprar regalos a todos.

3. Propón que en lugar de hacerse regalos unos a otros, realizar una donación económica conjunta a una causa en las que a todos les gustaría participar.

4. Propón invertir el dinero de los regalos en una experiencia familiar. Pasar las fiestas todos juntos en una casa rural, ir a esquiar, a un spa, a ver el partido del año…

Finalmente, no olvidemos que es una lucha constante con costumbres muy arraigadas y para muchas personas, nuestra manera de vivir, es… “difícil de digerir”. Por lo que ten paciencia, disfruta de las fiestas, haz tu parte y si se empeñan en hacer regalos, por lo menos dales ideas de regalos útiles y sostenibles.

 

Regalos hechos a mano

¿A quién no le gusta recibir un regalo hecho a mano por personas que aprecias? Desde mi punto de vista, el verdadero significado de los regalos, no es su valor económico sino el saber que esa persona a dedicado tiempo y amor en la búsqueda del regalo o haciéndolo ella misma.

Si se nos da bien hacer algo especial, es un buen momento para hacerlo como regalo. Jabones, bolsitas de tela, un cuadro pintado a mano, unas galletas, una manualidad, un álbum…

Otras ideas de regalos hechos a mano:

Bizcocho de chocolate casero (Hazlo tú mismo)

Uno de los mejores regalos que existen son la comida porque a todos nos gusta comer y partiendo de ahí, sabes que es un regalo con el que vas a acertar seguro. Unas galletas caseras o los ingredientes de un bizcocho casero de chocolate buenísimo (os lo aseguro) al que solo hay que añadirle agua y aceite. El regalo perfecto para aquellos a los que les encantaría saber cocinar y no se atreven.

Tarro de cosmética sólida y productos de higiene

Creo que este tipo de regalos es una buena manera de introducir a los demás en el movimiento zero waste sin que les suponga un esfuerzo. Además, en este regalo todo se puede utilizar y no hay empaques desechables. Os recomiendo especialmente los champús de Mu’ Tú y Stepy. De los Mu’ Tú te hablé aquí y los de Stepy los he probado hace poco y créeme, son increíblemente espectaculares, dejan el pelo precioso y huelen tan tan bien que los puedes usar hasta de ambientador.

¡Desayuno sorpresa!

¿Y un buen desayuno, con una bandeja de madera hecha a mano y unas entradas para un monólogo? A esta madera que tenía en casa, le compré unos tiradores de segunda mano por 1,50€, le he puesto un poco de barniz que tenía y ha quedado una bandeja bonita y útil para regalar. Abrir una caja y encontrar esto impresiona seguro. Además puedes añadirle elementos reutilizables y únicos, servilleta de tela (estas las he hecho del sobrante de una cortina), cubiertos de madera (estos son de ramas de olivo de Wrapped in Nature 😍), una botella de vidrio o acero, una planta, fiambreras, dulces caseros… ¡Y una experiencia divertida!

Recuerdos

Este regalo me parece súper especial. Un tarro lleno de notas escritas con recuerdos compartidos. La vida se compone de eso mismo, de recuerdos y momentos vividos con las personas que quieres y si algo está siempre en la conversación de todos, son los recuerdos, el comienzo típico de todas las conversaciones… “¿Te acuerdas aquella vez que…? Además, podemos añadir una nota de diferente color que sea una invitación a crear un recuerdo futuro como puede ser una experiencia conjunta (un viaje, una aventura, una comida…).

Regala experiencias

Creo que la mejor inversión que podemos hacer es en experiencias y en momentos compartidos, porque son recuerdos y emociones que nunca perecen. Si pienso en mi infancia, solo soy capaz de recordar los momentos que viví con mi familia y amistades, prácticamente no recuerdo los regalos, a excepción de algún juguete que deseaba mucho, pero poco más. Al final, lo que queda en nosotros es lo que sentimos con cada vivencia.

Para nosotros, este es nuestro regalo estrella. De hecho, mi marido y yo solo nos regalamos experiencias. Y con nuestros hijos combinamos, un juego de segunda mano, un cuento y una experiencia. Lo empezamos a hacer así para que fueran creciendo con el concepto de que no todos los regalos son tangibles. De hecho, una de las cosas que tengo este año para mi hijo es un curso online de Ed Vill para aprender a dibujar personajes estilo cartoon ya que le hace mucha ilusión.

¿Qué experiencias podemos regalar? Ya sea para niños, adultos o en familia. Viajes, fin de semana en una casa rural, participación en una reforestación, visita a un refugio de animales, talleres (de cocina, de dibujo y pintura, de fotografía, de patinaje…), cursos de temáticas que le interesen mucho, una aventura (kayak, paracaidismo, ruta guiada, ruta en bicicleta…), entradas para el teatro, musical, cine, bolos, monólogo, partido, spa, masajes… o una simple comida o cena en un bonito restaurante. Hasta donde nos lleve la imaginación.

Se puede presentar de muchas maneras, en un sobre bonito, en un tarro lleno de recuerdos con un recuerdo futuro que sería la experiencia, tal como vimos o antes, o cualquier manera creativa que se te ocurra.

Regalos de segunda mano

Junto con las experiencias, de aquí provienen los regalos que hacemos a los peques. Aunque en España todavía no está bien vista la compra de segunda mano, relacionándolo como algo sucio o para gente sin recursos, hoy en día, la gente compra tantas cosas que las terminan revendiendo prácticamente nuevas, incluso con etiqueta. Nosotros, por estas fechas, hemos comprado todos los juegos y juguetes de los últimos 4 años, de segunda mano, a través de la aplicación Wallapop y estamos encantados porque no creo que exista manera más sostenible de consumir, dando una segunda vida a cosas que de otra manera acabarían en la basura. Consejo: si te preocupa lo que piensa tu familia sobre esto, simplemente, no cuentes el origen de tus regalos.

Regalos solidarios

Si algo nos gusta es que, lo que recibimos o regalamos, tenga una historia detrás y si además contribuye positivamente en la mejora del medio ambiente o en la calidad de vida de otras personas o animales, mucho mejor. Hay muchísimos regalos solidarios que apoyan todo tipo de causas, todas importantes y necesarias, pero aprovecharé este post para enseñar algunas marcas que apoyan causas medioambientales.

ONE OAK: Esta marca fabrica relojes, mochilas y gorras con materiales reciclados, naturales y sostenibles. Por cada producto que compras, plantan un árbol con el nombre de la persona que desees. Además, en cada producto, te explica cuantas veces compensa tu compra la plantación de ese árbol.

TOTEM: Esta marca tiene una línea de joyas solidarias. Cada compra de esta colección contribuye con el 10% de los beneficios a una causa. La cola de ballena a luchar contra la contaminación del mar, que lleva a cabo WWF o el árbol de la vida por el que plantan 3 árboles con cada compra desde la asociación PLANTAMOS ÁRBOLES. Entre otros.

UTTOPY: Esta marca de moda sostenible y solidaria tiene colecciones que apoya a diferentes causas. La colección de camisetas y jerseys “we are the ocean” dona 4€ a la fundación Oceana por cada prenda que compres y la colección “save this area”, que por la compra de cada camiseta plantan 4 árboles.

ECOALF: Esta marca de moda sostenible tiene también su propia fundación y han creado la colección “Because” por la que destinan el 10% de cada prenda comprada, a limpiar los océanos.

Donaciones

Las donaciones, son por supuesto también regalos solidarios, pero en este caso, no recibimos un regalo material a cambio (solo el de seguir viviendo en este planeta 😉), es un regalo  que hacemos al mundo, perfecto para aquellos que no necesitan nada pero igualmente a los que nos hace ilusión hacerles un regalo. Lo bueno es que se pueden hacer donaciones en nombre de la persona que desees y comunicárselo a través de una bonita tarjeta.

The Ocean Cleanup: Es una de las asociaciones más grandes que existen ahora mismo que han creado una tecnología especial para limpiar los océanos. Tienen como objetivo limpiar el 90% de la basura plástica oceánica. Además, también se han propuesto evitar que el 80% del plástico llegue al mar en los próximos 5 años a través de la limpieza de ríos.

Apadrina un olivo: Este proyecto tiene como objetivo la recuperación de olivos centenarios conservando su biodiversidad y ecosistema. Además, de generar empleo y bienestar en agricultores locales y colectivos en riesgo de exclusión, y el desarrollo de economías sostenibles evitando la desaparición de pueblos. Además, aquí sí que recibes regalo, una botella de aceite de oliva y si quieres, una tarjeta de semillas plantable con un mensaje personalizado para el destinatario.

Fondation Coeur Vert (La Gran Muralla Verde): Hace un tiempo os hablé de este increíble proyecto en este post, que tiene como objetivo mitigar los efectos del cambio climático y ayudar a los agricultores locales, construyendo una muralla verde de 7.500 km de largo y 15 km de ancho entre Senegal y Yibuti, plantando árboles. En esta fundación no solo puedes aportar donando, también participando como voluntario en la reforestación que se organiza cada año en verano, en Senegal. O incluso, apadrinar a un joven africano para que él mismo pueda participar en la reforestación durante una semana.

GoFundMe España: Esta plataforma ha puesto en marcha una campaña propia destinada a luchar directamente contra el cambio climático, y cuyos fondos irán íntegramente destinados a reforestar zonas quemadas de Canarias y Teruel a través de Comunidad por el Clima, quien gestionará todos los fondos. Su objetivo es plantar cerca de 63 mil árboles que serán repartidos entre Canarias y Teruel porque han sido las que en los últimos años han sufrido los más graves incendios forestales.

Amazon Frontlines: La misión de esta organización es apoyar las luchas de los pueblos indígenas para defender sus derechos a la tierra, la vida y la supervivencia cultural en la selva amazónica. Con las donaciones, se ayuda a los pueblos indígenas a proteger el Amazonas del que todos dependemos, protegiendo a su vez, el clima de nuestro planeta.

Canarias libre de Plásticos: Esta asociación tiene como objetivo reducir el impacto ambiental de los plásticos  a través de acción, concienciación y difusión, realizando en el archipiélago canario, limpieza de playas en todas las islas, talleres mediambientales, charlas de concienciación, talleres de sensibilización en centros escolares, colaboración con grupos de investigación, gobiernos locales y otras organizaciones medioambientales.

Regalos a granel

Tal como decía antes, si hay un regalo que nunca falla ese es la comida y que además permite a los demás vivir la experiencia de consumir de otra manera. A mí me encanta hacer este tipo de regalos y sobretodo ¡que me los hagan!

Podemos aprovechar de hacer cestos o cajas con productos a granel metidos en tarros de vidrio reutilizados y bolsas de tela, de esta manera hacemos doble regalo, comida y recipientes para sus próximas compras sin que se les haga un mundo.

También cestos de frutas y verduras ecológicas de temporada o algún cesto especial con productos más específicos, por ejemplo, productos a granel para los amantes del café, del chocolate, del té…

Regalos sostenibles

Los regalos sostenibles son también regalos solidarios ya que contribuyen a un mundo mejor, especialmente si son a pequeños emprendedores. Por ejemplo, las cajas de productos reutilizables, sin plástico y que ayudan a evitar los desechables, son una magnífica opción. En este directorio hay muchísimas tiendas que en estas fechas ofrecen packs de productos súper bonitos para regalar o que los puedes crear tú mismo con los productos que quieras. O mejor aún, tarjetas regalo para que las personas elijan por donde quieren empezar sus cambios.

También hay todo tipo de tiendas sostenibles que venden ropa, juguetes, bisutería y un sin fin de cosas, así que si quieres conocer muchísimas marcas, te recomiendo mucho la cuenta de Instagram que han creado Rut y Nahir de Esturirafi, llamada Navidad Sostenible donde encontrarás muchas opciones. También Consume con Coco, un proyecto creado por María Negro, donde da a conocer marcas responsables y comprometidas. Estas dos iniciativas son una maravilla y en ellas podrás encontrar cualquier cosa que necesites.

Regalos locales y artesanos

Estas fechas, en las que las grandes superficies se abarrotan, son un gran momento para apoyar el comercio local y comprar a los artesanos. Regalemos cosas hechas artesanalmente con amor y pasión, de esta manera no solo encontraremos cosas únicas sino que también con nuestras compras estaremos apoyando la economía de la ciudad y al pequeño emprendedor.

 

También te animo a regalar conciencia.

Cada vez hay más libros sobre sostenibilidad que nos pueden ayudar a realizar cambios importantes en nuestra manera de vivir y por supuesto, te recomiendo mi libro Mejor sin Plástico, una guía residuo cero para tomar conciencia y evitar los desechables del día a día en todos los ámbitos de nuestra vida. Un libro perfecto para regalar o que nos regalen (qué voy a decir yo 😂). En realidad, si regalamos la oportunidad de tomar conciencia medioambiental, lo demás vendrá por sí solo. Aquí puedes saber más y ver donde lo venden.

Y hasta aquí (que no es poco), ideas sobre regalos sostenibles y diferentes. Espero que te resulten útiles y recuerda que todas estas ideas de regalos son útiles tanto para regalar nosotros como para que nos los regalen si nos gustaría recibir algo, así que comparte con tu familia para que se hagan una idea de lo que te gustaría 🤭. Pero sobretodo, regalemos tiempo.

 

 

Leer Navidad Zero Waste (Parte I). Adornos navideños con materiales naturales y reciclados

Leer Navidad Zero Waste (Parte III). Cómo envolver regalos sin generar basura