Donuts veganos de chocolate al horno

El otro día compartí por mis stories una foto de estos donuts veganos de chocolate y, junto con el pan de viena casero para hacer hamburguesas (que pronto compartiré), ha sido una de las recetas que más me habéis pedido.

Aprovechando los días de confinamiento, he hecho muchas (muchísimas) pruebas para conseguir el donut “perfecto”, según mi definición de perfección claro, y por fin os puedo compartir la receta. He probado con diferentes harinas, levaduras, bebidas vegetales… y sin duda esta es la mejor. Lástima que no podemos vernos, porque tengo el congelador lleno de donuts. De hecho he aprovechado el confinamiento para hacer muuuuchas recetas que iré compartiendo poco a poco. Tarta de queso, mousse de fresa, queso crema, brócoli agridulce, gyozas, sopa wonton, pan de viena, los famosos mantecados canarios que tanto me recuerdan a mi infancia… Muchas recetas veganas fáciles y riquísimas.

Esta receta de donuts, no es una receta rápida como estáis acostumbrados a ver en las recetas de este blog, porque tiene tiempos de levado que no podemos saltarnos, pero la receta en sí es fácil y rápida y os prometo que os van a encantar muchísimo estos donuts. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes para unos 5-6 donuts (dependiendo del tamaño que hagáis)

250 gr de harina de trigo
12 gr de levadura fresca o 4 gr de levadura seca de panadería *
125 ml de agua tibia **
65 gr de azúcar de caña
30 ml de aceite de oliva
1 pizca de sal

* La levadura fresca es la que se usa en panadería para hacer panes. La levadura seca es la misma que la fresca pero deshidratada. Estas dos son totalmente diferentes a la levadura química tipo royal que se usa en respostería, que en realidad no es una levadura, es un impulsor químico. Si usáis levadura química (royal) no os quedarán igual, quedarán más duros y secos, tipo rosquilla. Para que quede una textura como la de la foto y queden suaves, esponjosos y que os duren varios días, tenéis que usar levadura fresca o levadura seca de panadería.

 

**Se puede usar bebida vegetal pero no aporta ninguna diferencia en cuanto a textura o sabor.

Para la cobertura de chocolate:

100 gr de chocolate negro
Topping de frutos secos (al gusto)

Preparación

Calentamos un poco el agua hasta que esté tibia (importante que no llegue a hervir). Mezclamos la levadura fresca con el agua y removemos bien hasta que se disuelva.

Yo lo hago con levadura fresca pero si lo haces con levadura seca, mezcla la levadura seca con la harina en lugar de mezclarla con el agua.

Ahora, en un bol ponemos la harina tamizada y hacemos un hueco en el medio. En el hueco añadimos el agua ya mezclada previamente con la levadura fresca y el azúcar. Removemos el agua con el azúcar y seguimos removiendo junto con toda la harina. Cuando esté tipo miga, añadimos el aceite y una pizca de sal. Mezclamos y seguimos amasando con las manos.

Dependiendo de la harina que uses, puede que la masa sea más o menos pegajosa. Sigue amasando durante unos 5-10 minutos y no caigas en la tentación de añadir más harina porque entonces quedarán unos donuts muy secos. Según vas amasando, la masa se irá despegando poco a poco. Si ves que está muy pegajosa, puedes enharinarte las manos (solo las manos) de vez en cuando para que te sea un poco más fácil trabajar. La manera en que yo amaso es estirando un poco la masa y doblándola a la mitad como si fuera una boca atrapando el aire y con las dos manos en posición cuchara, voy girando la masa y haciendo bola (¡ufff que difícil es describir esto! Mejor amasad como sepáis 😂)

Cuando la masa esté lisa y homogénea, has una bola, enharina un poco un bol y ponla dentro. Tapa el bol con un paño, ponlo en un lugar donde no haya corrientes de aire ni haga demasiado frío y deja la masa levar hasta que duplique o triplique su tamaño. Dependiendo de la temperatura y humedad de cada casa puede tardar una hora o bastante más. En mi caso, tarda unas 3 horas. Yo hago la masa por la mañana, y mientras leva voy haciendo cosas, así aprovecho bien el tiempo y no pierdo la paciencia, y lo más importante, así tengo donuts para la merienda.

Cuando haya levado, cogemos la masa y la estiramos en una superficie enharinada o encima de una esterilla de silicona y dejamos un grosor más o menos de unos dos centímetros. No te preocupes si al cortar la masa encoje y se queda más gruesa, es perfecto así. Con un cortapastas, taza o algún molde que tengáis, podéis hacer las formas redondas de los donuts y el agujero del centro lo podéis hacer con un tarro pequeñito que tengáis o un tapón. Vamos poniendo los donuts encima de un papel de horno o esterilla de silicona. Unimos los sobrantes, volvemos a estirar y cortamos otra vez en forma de donuts. Así hasta que acabemos con toda la masa. Ahora, tapamos con un paño limpio los donuts y dejamos levar otra vez durante unos 30 minutos, hasta que duplique su tamaño.

Si queremos hacer los donuts fritos, no dejamos que leven otra vez sino que obviamos este paso y según vamos haciendo las formas de los donuts los vamos friendo directamente en abundante aceite y a fuego lento-medio. La clave para que no se quemen es ir dándole vuelta cada poco tiempo, cada 10-15 segundos, hasta que se doren. Se hacen muy muy rápido.

Calentamos el horno a 180 grados y una vez hayan pasado los 30 minutos del segundo levado, ponemos los donuts en el horno, posición arriba y abajo y hacemos entre 7-10 minutos. En mi horno se hacen en 8 minutos y quedan doraditos por arriba. Retiramos y dejamos templar.

Cobertura

De chocolate:

Derretimos unos 100 gr de chocolate negro al baño maría. Cogemos los donuts con la mano, vamos bañándolos en la cobertura y los vamos poniendo en una rejilla o esterilla de silicona. Si queremos añadirle algunos gránulos de frutos secos, se los ponemos ahora, antes de que el chocolate solidifique.

De glaseado: 

Si queremos bañarlos en un glaseado de azúcar, ponemos en un bol azúcar glas (podemos coger cualquier azúcar y triturarla hasta que quede en polvo) y le añadimos un poquitín de agua. Muy poquita porque enseguida se pone líquido. Removemos bien y bañamos los donuts en el glaseado.

¡Ya tenemos nuestros donuts hechos! Solo falta dejar enfriar a temperatura ambiente (nevera no) y a disfrutar. Cuando el chocolate esté solidificado, si te sobra alguno, puedes congelarlos. Una vez descongelados quedan exactamente igual que recién hechos. Yo los congelo en tuppers de vidrio (no se pegan nada) y una vez congelados, los pongo en una bolsa de papel que tenga, así ocupa menos espacio.

 

Personalmente, me gustan muchísimo más en el horno que fritos. Los fritos quedan como los donuts comerciales (son los que ves en las dos últimas fotos del paso a paso) y los horneados quedan como los de la panadería. 

Espero que te animes a probar esta receta porque estoy segura que te van a encantar. Si las haces y compartes en redes ¡etiquétame para verlas! (@ecoblognonoa) Me hará mucha ilusión.

Si te ha gustado la receta, puedes compartir en:

6 Comentarios

  1. Iratxe

    Hola Yurena,
    Qué tal quedarían con harina de avena?

    Responder
    • Yurena (Ecoblog Nonoa)

      Hola Iratxe, no lo he probado todavía con harina de avena, pero lo tengo pendiente para probar a ver qué tal. ¡Cuando probe os cuento!

      Responder
  2. Sonia

    han quedado geniales!! te acabo de etiquetar en la foto de los que he hecho hoy en casa en Instagram. increíbles de verdad. gracias por tus recetas 😉

    Responder
    • Yurena (Ecoblog Nonoa)

      ¡¡Me alegra muchísimo Sonia!! No me ha salido en Instagram, seguramente tu perfil es privado y cuando es privado aunque me etiquetes no me deja verlo 😢. ¡Un abrazo!

      Responder
  3. Valeria

    Brutales! Muchas gracias por compartir la receta. No tenía suficiente harina normal así que le añadí un poco de harina integral de trigo y quedaron muy buenos también.
    Un beso!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS RECETAS PUBLICADAS

¡MI LIBRO!

CREADORA DE