Pan de viena vegano

Pan de viena vegano

Junto con los donuts veganos de chocolate, que compartí hace poco, este pan de viena es el que más me habéis pedido por las redes sociales. Así que por fin lo publico. 

Encontrar pan para hacer hamburguesa o para hacer perritos calientes, sin plástico es casi misión imposible, pero que además no tenga un montón de basura entre sus ingredientes, todavía es más difícil. En este caso, aunque esté hecho con harina de trigo refinada, al hacerlo nosotros, podemos controlar mejor los ingredientes que lleva.

Esta receta es muy sencilla y el proceso es muy parecido al de los donuts, de hecho, esta receta surgió a partir de los donuts, haciendo algunas variaciones en las cantidades. Para mí, después de cogerle el ritmo, se ha convertido en una receta muy fácil y rápida de hacer al igual que la masa de pizza, que cae muchos fines de semana. Y además, lleva ingredientes accesibles para todos y que seguramente tendremos por casa (a excepción de la levadura fresca que tanto escasea en tiempos de confinamiento).

Ingredientes para 6-9 panes (dependiendo del tamaño que hagáis)

600 gr de harina de trigo
20 gr de levadura fresca o 7 gr de levadura seca de panadería *
260 ml de agua tibia
25 gr de azúcar (2 cucharadas)
70 ml de aceite de oliva
8 gr de sal (un pelín menos de una cucharada)
Semillas de sésamo (opcional)

* La levadura fresca es la que se usa en panadería para hacer panes. La levadura seca es la misma que la fresca pero deshidratada. Estas dos son totalmente diferentes a la levadura química tipo royal que se usa en respostería, que en realidad no es una levadura, es un impulsor químico. Si usáis levadura química (royal) no quedarán bien.

 

Preparación

Tal como dije, el proceso es muy parecido al de los donuts así que, vamos a copiar y pegar, jeje.

Calentamos un poco el agua hasta que esté tibia (importante que no llegue a hervir). Mezclamos la levadura fresca con el agua y removemos bien hasta que se disuelva.

Yo lo hago con levadura fresca pero si lo haces con levadura seca, mezcla la levadura seca con la harina en lugar de mezclarla con el agua.

Ahora, en un bol ponemos la harina tamizada y hacemos un hueco en el medio. En el hueco añadimos el agua ya mezclada previamente con la levadura fresca y el azúcar. Removemos el agua con el azúcar y seguimos removiendo junto con toda la harina. Cuando esté tipo miga, añadimos el aceite y una pizca de sal. Mezclamos y seguimos amasando con las manos.

En una esterilla de silicona o en una superficie enharinada, amasamos bien durante unos 5-10 minutos hasta que nos quede una masa lisa y homogénea. Hacemos una bola, la ponemos en un bol, tapamos el bol con un paño y lo ponemos en un lugar cálido donde no haya corrientes de aire. Ahí, dejaremos levando la masa hasta que duplique su volumen, más o menos entre 1-3 horas, dependiendo de cada casa. En mi casa, ahora con el calor, tarda solo una hora.

Cuando haya levado, cogemos la masa y la dividimos en porciones similares. Si queremos hacer pan para hamburguesa, hacemos bolas y ponemos semillas de sésamo por encima si deseamos. Y si queremos hacer pan para perritos calientes (¿soy la única a la que le suena raro este nombre?) cogemos la porción, la estiramos y la enrollamos, dando forma con las manos. En las fotos, podéis ver el paso a paso. 

Ponemos en una esterilla de silicona o pan de horno y tapamos con un paño limpio y seco durante unos 30 minutos hasta que vuelva a levar.

Calentamos el horno a 180 grados y una vez hayan pasado los 30 minutos del segundo levado, ponemos los panes en el horno, posición arriba y abajo y hacemos entre 15-20 minutos. Retiramos y dejamos templar.

Y ahora ¡a disfrutar!

 

Paso a paso para hacer la forma del pan de perrito caliente

Una vez los panes estén hechos y fríos, se pueden conservar en una bolsa de tela o congelarlos en tuppers, bolsas de papel u otras bolsas que tengas por casa. Cuando lo descongeles verás que mantiene perfectamente la textura como recién hecho.

Espero que te guste esta receta tanto como a nosotros y te animes a probarla. Es una receta muy versátil con la que puedes hacer muchos otros tipos de panes. En casa, usamos la misma masa para hacer pan de molde donde la única diferencia es que solo necesita un levado. Se estira la masa y se enrolla (como la masa de perritos), se pone en un molde rectangular, se tapa con un paño, se deja levar una hora  o hasta que duplique su volumen y se pone en el horno a 180º durante unos 25-30 minutos.

Y también hacemos bollitos con pepitas de chocolate. ¡Una delicia!

Si la pruebas y compartes, no te olvides etiquetarme (@ecoblognonoa). ¡¡Me encantará ver!!

Si te ha gustado la receta, puedes compartir en:

7 Comentarios

  1. Ana

    A tal esta masa para una coca??? Estoy pensando ya en San Juan!! Cómo has hecho tantas pruebas …

    Responder
    • Yurena (Ecoblog Nonoa)

      ¡Hola Ana! Siento contestarte tan tarde. La masa de la coca es más seca que esta pero seguro que también quedaría bueno. ¡Un abrazo!

      Responder
  2. Cristina

    Este fin de pruebo!! Tengo las hamburguesas en la nevera y me negaba a comprar pan embolsado 😅

    Responder
  3. celia

    Esta receta es un tesoro, y más viniendo de tu experiencia. A mi niña le va a encantar! y más si le hago uno con pepitas de chocolate jejeje.

    Responder
      • Ana

        Hola!! Aseo podría usar para coca de sant Joan???mmmmm

        Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS RECETAS PUBLICADAS

¡MI LIBRO!

CREADORA DE